Servicio al cliente

“Servicio al cliente” Colmédica: – Buenas noches, le habla su asesora Nosequiensita, ¿en qué le puedo colaborar?
Yo: Buenas noches, habla con Jose. Es para lo siguiente: yo necesito saber cuánto dinero debo pagar para cancelar la deuda que tengo con su EPS.
“Servicio…”: Sí claro, como no. ¿Me regala su cédula por favor?
(Le doy mi cédula, y después de cuatro minutos del más espantoso silencio…)
“Servicio…”: Gracias por permanecer en la línea. Le comento que no le puedo dar esa información.
Yo: Yo llamé ayer a la misma hora, y un colega suyo me la dio. Yo la tenía anotada en un papelito, y lo boté. Entonces, ¿por qué no me la puede dar usted?
“S…”: No es culpa mía, señor.
Yo: ¿Cómo así? Yo no entiendo eso de que usted no me la pueda dar, si una persona que a lo mejor estaba anoche en su misma silla sí me la pudo dar…
“S…”: Lo siento, no le puedo dar esa información. La culpa no es mía.
Yo: Es que la culpa no es de nadie… es de uno, por marica…
(Le tiro el teléfono muerto de la piedra)

La burocracia funciona, porque está diseñada para que la culpa no sea de nadie… Así funcionaba en el holocausto, pues cada uno de los peleles cumplía una función muy pequeña y la culpa no era de ninguno de ellos; y así funciona con el maldito sistema de salud de este país, donde la culpa no es de nadie porque nadie es responsable de que yo sepa cuánto tengo que pagar… Sin embargo, estoy seguro de que la Nosequiensita no entendió que no la estaba insultando a ella…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: