Marcha cha chá


Las marchas son bastante chistosas. Una amiga de mala ortografía me dijo por MSN que “disqe ubo pogo y todo”, ella estaba inconforme porque vive muy lejos del sitio de la farra de hoy. El muñeco de Bon Ice como que también estaba inconforme con el sol (que después se volvió lluvia) de esta tarde.

Lugares comunes que se repiten y cantos gastados que ya tarareo cuando ando por la calle. Que el pueblo está berraco y que los que siempre están ahí están presentes; casi cómico si no estuvieran intentando salvar el mundo sembrando margaritas.


El mismo teatro de siempre. Tanquetas y ruido, megáfonos y todo lo demás. El ESMAD cuidando a la gente “de bien” de “los mamertos revoltosos”; los mismos marchantes de siempre que, como los robocops, ya no nos importan más que el Palacio de San Francisco o el Banco de la República.

Un McDonalds cerrado y muerto de miedo, una imagen que evoca la ya congelada guerra fría y el mismo sirilí de cada veinte días… ¡Que viva el Partido Comunista, que impide que yo tenga clase por la tarde! -pero no impide mucho más-.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: