Tedios y telarañas

No todos los tedios son iguales. Hay unos que se curan limpiando las telarañas y moviéndose un poco. Esos no son más que el resultado de advertir que hay un poco de polvo en la superficie de la existencia; y se solucionan simplemente pasando la bayetilla por donde hace rato no pasaba nada.

Otros tedios no son sólo cuestión de polvo sino de óxido. Son esos en los que las cosas que antes nos ponían a funcionar ahora no lo hacen, en los que de repente el mundo queda confinado al más pálido de los grises, a la más lisa de las sensaciones y al más insípido de los olores. Ahí es cuestión de examinar el corazón, ajustarlo, aceitarlo y probarlo nuevamente. Por lo general esas reparaciones terminan por no ser únicamente correctivas, también acaban por mejorar la válvula del vivir.

Pero hay un tedio que es producto de no pasar la bayetilla por la superficie ni llevar el corazón al mecánico. Es ese en el que hay un coma existencial y ya nada funciona, en el que el polvo ha acunado a los más voraces ácaros comedores de almas y el óxido ha corroído hasta los más importantes mecanismos de sobrevivencia espiritual. De repente el corazón no responde a las vueltas de tuerca y se intuye que hace falta algo severo, pues no quiero morirme de corrosión. No quiero morirme de tedio porque nada es como antes y todo es peor, porque soy todo lo que odiaba ser y ya no tengo nada de lo que tenía y me tranquilizaba. No quiero vivir sobreviviendo, luchando para no ahogarme por no saber nadar en las aguas mansas pero perniciosas de la desazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: