El pasado del ministro

Revolcando entre mis archivos, me encontré esta perla. Es una nota que escribí y nunca se publicó con respecto a una visita a la U. del Rosario del entonces presidente del Partido Conservador y hoy Ministro del Interior, Carlos Holguín Sardi, en plena campaña electoral. Saque usted sus propias conclusiones.

—-

Repudió los recientes actos violentos de las FARC, y se mostró de acuerdo con la seguridad democrática y con el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos

Carlos Holguín Sardi se pronuncia sobre los grandes temas del país

En un evento en la Universidad del Rosario, el presidente del Partido Conservador expuso las propuestas de su partido y afirmó que existe una coincidencia de convicciones entre los conservadores y el jefe del Estado. Dijo también que sin TLC el país se sumiría en la pobreza, que las organizaciones no gubernamentales son una “partida de defensores de los terroristas” y que la extradición es una figura jurídica necesaria. Se mostró en contra del intercambio humanitario, del aborto y del matrimonio entre homosexuales.

Bogotá. 27.02.2006 — El presidente del Partido Conservador Colombiano, Carlos Holguín Sardi, se pronunció sobre los temas más controvertidos de la actualidad colombiana en una conferencia organizada por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario y realizada el pasado martes. Allí, Holguín habló del proyecto político del partido que dirige, de la cercana relación política que los conservadores mantienen con el presidente Álvaro Uribe Vélez, del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, de los recientes ataques llevados a cabo por las FARC y del matrimonio entre homosexuales, entre otras cuestiones.

El líder político afirmó que si bien el programa gubernamental de seguridad democrática ha sido efectivo y debe continuar, es necesario “pasar a una seguridad más humana, a una seguridad donde […] haya que luchar como objetivo claro no solamente contra el terrorismo sino muy principalmente contra la pobreza”; y aseveró que esa es la orientación de la agenda política de su partido.

En este sentido, Holguín propuso la continuación y ampliación de programas que ya están implementados como ‘Familias en acción’, que consiste en el pago de subsidios de educación y alimentación a familias que estén por debajo de la línea de pobreza siempre y cuando demuestren que sus niños van a la escuela y tienen acceso a servicios de salud. Este programa, cuyos resultados fueron destacados recientemente por el Banco Mundial, “permite que las familias beneficiadas vivan por encima de los dos dólares diarios, que salgan de la línea de pobreza”, destacó Holguín.

El dirigente también propuso la creación de un banco que facilite el acceso a créditos para personas pobres, jóvenes y microempresarios, al igual que la ampliación de los subsidios de vivienda.

Respecto a la relación del Partido Conservador con el presidente Álvaro Uribe Vélez y al apoyo de este partido a la campaña de reelección del mandatario, el dirigente conservador sostuvo que existe una coincidencia de convicciones entre el partido y el jefe del Estado. “Con Uribe lo que ha habido es un acuerdo programático y una identidad de principios y de propósitos muy clara”, afirmó.

Según informó Holguín, el acuerdo programático se materializó el pasado miércoles después de la inscripción de la campaña presidencial de Uribe, cuando el Partido Conservador puso en consideración del ahora candidato un grupo de propuestas para llevar a cabo en su eventual segundo gobierno. Las propuestas, sostuvo el dirigente, son relativas a la puesta en marcha de herramientas contra la pobreza y al fortalecimiento del sistema de administración de justicia.

Por otra parte, el líder conservador calificó como “bárbaros” los ataques perpetrados por las FARC el pasado fin de semana en los que fue incinerado un bus de pasajeros en el Caquetá y fueron acribillados nueve concejales en el municipio de Rivera (Huila), y afirmó que esperaba las reacciones de “las organizaciones de derechos humanos, de las organizaciones no gubernamentales, y de toda esa partida de defensores de los terroristas”.

Holguín exigió, igualmente, un pronunciamento de repudio a estas acciones guerrilleras por parte de Michael Frühling, director de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Colombia. Sobre el funcionario de Naciones Unidas, Holguín afirmó que “no ve las cosas como son en la realidad”, y lo cuestionó por no pronunciarse respecto los actos violentos llevados a cabo por las FARC. No obstante, el organismo encabezado por Frühling emitió el mismo martes un comunicado repudiando el hecho e instando a las FARC “a cumplir su obligación de respetar la vida y la integridad personal de todos los civiles”.

El político conservador afirmó que su partido no era de ninguna manera enemigo de un eventual intercambio humanitario entre personas secuestradas por las FARC y guerrilleros presos de ese grupo insurgente. Sin embargo, aseveró que en la coyuntura actual del país “no creemos en el acuerdo humanitario porque para que haya acuerdo tiene que haber voluntad de dos, y del lado de allá [de las FARC] no hay ninguna voluntad”, y que lo aceptaría bajo la condición de que con éste “no se valorice la moneda maldita del secuestro, [de que no se haga] para que al otro día haya más secuestrados para que más adelante se puedan liberar más presos”. Aseguró además que “a las FARC sólo las conmueve una derrota militar”, por lo que afirmó que las posibilidades de negociación con esta guerrilla respecto al intercambio están cerradas.

Así mismo, Holguín expresó su apoyo al Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y Colombia, y afirmó que no tener un tratado de esta naturaleza sería nefasto para todos los colombianos: “el no TLC es condenarnos a la pobreza”, aseveró. El dirigente conservador manifestó también que la extradición de narcotraficantes colombianos a ese país es una figura jurídica necesaria, puesto que “el delito transnacional [el narcotráfico] conlleva necesariamente a la justicia transnacional”.

Holguín también habló acerca del aborto y el matrimonio entre homosexuales. Del primero, afirmó tajantemente que “respetamos el derecho a la vida, pero a nadie le aceptamos el derecho a disponer de la vida”, lo que deja ver su rechazo a toda forma de aborto. Del segundo, reconoció que es un hecho social innegable y que por esto deben reconocérsele ciertos derechos a las parejas gay, pero que difícilmente aprobaría que estas parejas pudieran tener hijos y que no está dispuesto a admitir que tengan las mismas consideraciones legales que los matrimonios heterosexuales. En este sentido, sostuvo que “si el matrimonio deja de ser una institución de pareja entre un hombre y una mujer, estamos contra la naturaleza humana y contra la naturaleza en general”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: