Rodeos

-Pero esa no es usted, Margarita. Usted no tiene corazón.

Memorial de agravios

Nadie me preguntó si no me dolía ser capaz de cosas de las que nadie es capaz.

:)

La felicidad se siente como una mañana de pereza.

Llamadas perdidas

Y aquí estoy, escribiéndote algo que nunca vas a leer.

Clasificado

Ofértome como novio.