6 de marzo: un doble rasero

Se está descalificando la marcha contra los paras con los mismos argumentos que se criticó a la marcha contra las Farc del pasado 4 de febrero.

El dilema del 4 de febrero

La marcha contra las Farc representa una encrucijada. O se apoya a Uribe y se participa, o no se hace y se le da un espaldarazo a la guerrilla.

Chávez se estaría echando al bolsillo a las Farc

Sus más recientes declaraciones podrían entenderse como un espaldarazo a esta guerrilla.

Miedo al ‘gorila’

A algunos les parece el colmo que Chávez esté cumpliendo una misión humanitaria.