Recogiendo los pedazos

Buscando la forma de salir de la ‘tusa’.

Anuncios

Rodeos

-Pero esa no es usted, Margarita. Usted no tiene corazón.

Memorial de agravios

Nadie me preguntó si no me dolía ser capaz de cosas de las que nadie es capaz.

Llamadas perdidas

Y aquí estoy, escribiéndote algo que nunca vas a leer.

Me despido

Para que vea, puedo vivir sin usted.